La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta preocupación por la reapertura de una causa contra los periodistas Gerardo Young y Rodis Recalt por, presuntamente, brindar información secreta y revelar el nombre de un agente de inteligencia.

Cabe recordar que la causa fue archivada a fines del año pasado por el juez federal Sebastián Casanello, al considerar que, de imputar y eventualmente indagar a los periodistas por esa publicación, se vulneraría el derecho a la libertad de expresión. En primer término, la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) denunció a los periodistas y, luego, apeló el archivo de la causa para su reapertura.

Como respuesta a este recurso de apelación, la Sala I de la Cámara Federal porteña concedió lo solicitado por la AFI al revocar el archivo y se le encomendó al magistrado que continúe con la investigación.

Al respecto cabe recordar que, según la Corte Interamericana de Derechos Humanos, “el ejercicio periodístico sólo puede efectuarse libremente cuando las personas que lo realizan no son víctimas de amenazas ni de agresiones físicas, psíquicas o morales u otros actos de hostigamiento”.

La Fundación LED reitera su rechazo a este tipo de decisiones judiciales restrictivas de la libertad de expresión y su preocupación ante la reapertura de la causa, entendiendo que la misma constituye un menoscabo de los derechos consagrados en nuestra carta magna. Por ello, expresamos nuestra solidaridad con los periodistas y nos comprometemos a seguir con especial atención el caso para que esta situación no afecte el libre ejercicio de su labor periodística.