La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su profunda preocupación por el respaldo recibido recientemente por algunos sectores políticos a la medida del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, de auditar notas periodísticas.

La auditoría fue solicitada por el magistrado mencionado a la Comisión Provincial por la Memoria, con la finalidad de investigar si notas del periodista Daniel Santoro fueron medidas de “acción psicológica” que encuadrarían como una violación a la Ley 25520 de Inteligencia, en el marco de una causa donde se investigan denuncias sobre escuchas telefónicas ilegales, extorsión y espionaje.

Es dable aclarar que la citada Comisión fue creada como «un organismo público autónomo y autárquico que promueve e implementa políticas públicas de memoria y derechos humanos», por lo que resulta preocupante que la misma se encuentre involucrada en la implementación de acciones que implicarían la afectación del derecho a la libertad de expresión.

Desde la Fundación LED advertimos sobre la gravedad de esta medida, dado que este tipo de iniciativas, afectan derechos y garantías constitucionales fundamentales.

Al respecto, es conveniente volver a recordar que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la OEA establece taxativamente que “… la intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

Desde la Fundación LED nos solidarizamos con el periodista y garantizamos un seguimiento sobre el tema para reafirmar el derecho a la libertad de expresión y de prensa en nuestro país.